Tu página web necesita una adaptación al nuevo RGPD si…

  • Ofreces un servicio en tu web 
  • Tienes en tu web un formulario de contacto, de suscripción o de comentarios.
  • Vendes infoproductos o algún servicio.
  • Vendes productos.
  • Guardas en alguna parte datos de los visitantes de tu web.
  • Tienes publicidad o afiliaciones en tu web 
  • Estás utilizando Google Analytics en tu sitio o cualquier otro servicio de análisis de audiencia. 

¿Por qué deberías tener una web legal?

La protección de datos se ha vuelto un tema serio y las sanciones se han disparado de forma proporcional a las denuncias, pero hay muchas más razones: 

  • Proteges tu activo más valioso: tus bases de datos.
  • Tener una web legal mejora tu reputación y la imagen que proyectas.
  • Aseguras la continuidad de tu negocio evitando denuncias y sanciones.
  • Obtienes un claro valor de diferenciación y una gran ventaja competitiva.
  • Incrementas ampliamente la confianza de tu audiencia y la credibilidad profesional.

Decirte que un simple blog personal, con una sección de comentarios, está obligado a cumplir porque es un sitio web público, que recoge datos personales. 

Abrir chat